Importancia de la educación nutricional en post – pandemia

Importancia de la educación nutricional en post – pandemia

Ante la llegada de COVID-19 y sus variantes, resulta pertinente recalcar la importancia de la educación nutricional en el mantenimiento de la salud de la población.

¿Qué es la educación nutricional?

Es la transmisión de conocimientos que contribuyen a fomentar la comprensión pública acerca de la importancia de la sana alimentación y de las prácticas nutricionales que promueven la buena salud.

Importancia de la educación nutricional

Una buena alimentación nos ayuda a prevenir enfermedades que dañan el organismo y por ende, nuestra calidad de vida.

La pandemia nos ha recordado lo importante que es alimentarnos sanamente y llevar una vida activa, ya que puso al descubierto que la obesidad y las enfermedades relacionadas con una mala alimentación, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, aumentan la gravedad de dicha infección. 

Lo más preocupante es que estas enfermedades aparecen a edades cada vez más tempranas. En nuestro país, la obesidad  y el sobrepeso afectan a 1 de cada 3 niños y niñas en edad escolar. (UNICEF)

Pero la obesidad no es el único problema relacionado con una mala nutrición, el 23.5% de la población vive en pobreza alimentaria (CONEVAL, 2022) y de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, existen 881,752 niños con desnutrición crónica en el país. En cuanto a la situación de la población adulta, siete de cada diez adultos padece sobrepeso u obesidad (mujeres 76% y hombres 72%).

Algunos consejos de educación nutricional que podemos llevar a cabo en tiempos de post pandemia son:

  • Enseñar desde temprana edad buenos hábitos alimenticios y de actividad física.
  • Evitar la comida chatarra, alimentos altos en grasas y ultraprocesados que aportan muy pocos nutrientes.
  • Fijarse más en los sellos de advertencia en los alimentos antes de adquirirlos (etiquetado claro).
  • Fomentar el consumo de agua simple y evitar los refrescos ya que son altos en azúcares.
  • Comer frutas y verduras todos los días.
  • Que los bebés reciban lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida y después complementar con alimentos nutritivos.
  • Es importante mantenerse en movimiento y evitar pasar mucho tiempo frente a una pantalla. 

¡Recordemos que la prevención es lo más importante!

Coméntanos desde tu perspectiva qué otras acciones se pueden realizar para mejorar la calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.